¿Cómo saber la potencia que necesita una vivienda?

Llegada la hora de tener que formalizar o renovar el contrato de la luz, uno de los puntos que presenta una gran importancia, es la selección de la potencia óptima para la vivienda o local.

Por ello, en este artículo, hablaremos acerca de la potencia eléctrica, de su definición, de los métodos y vías para su cálculo y trataremos los puntos más determinantes a la hora de su selección, además de ver los pasos a seguir para tramitar un cambio de esta.

¿Qué es la potencia eléctrica o potencia contratada?

La potencia eléctrica o potencia contratada para una instalación, hace referencia al máximo de energía que puede ser consumida en esta instalación en un momento determinado.

Lo que se traduce como la cantidad máxima de elementos electrónicos que pueden ser suministrados a la vez sin que existan problemas de suministro en la instalación.

La medición de esta se realiza en kilovatios (kW).

El concepto al que hace referencia la potencia contratadasupone un coste fijo en todas las facturas de suministro eléctrico, sin que sea necesario ningún consumo de energía, es por esto, que una selección adecuada de la potencia a contratar puede ayudar a disminuir cada mes los costes eléctricos sin que exista ningún problema con el suministro eléctrico.

¿Cómo se hace el cálculo de la potencia necesaria?

Cuando se desconoce cuál es la potencia que mejor encaja con las necesidades reales de energía, podremos realizar el cálculo mediante distintos métodos:

  • Que las estimaciones y cálculos sean ejecutados por personal cualificado para ello.
  • Calcular de manera manual las demandas en base a estimaciones de consumo de los aparatos eléctricos presentes en la vivienda.
  • Se puede, además, acudir a alguna de las calculadoras de potencia virtuales existentes en la actualidad en internet.

¿Todas las viviendas presentan el mismo tipo de instalación eléctrica?

Pese a que la mayoría de los hogares cuentan con el mismo tipo de instalación (instalaciones monofásicas), podemos encontrar dos tipos de instalaciones diferentes; las instalaciones monofásicas y las instalaciones trifásicas, en función del tipo de instalación presente en la vivienda, se contará con una potencia real u otra.

En el cuadro que se muestra a continuación, se muestran las diferencias existentes entre ambas:

Corriente en amperios
Kilovatios en instalación trifásicaKilovatios en instalación monofásica
5,0 A3,464 kW1,15 kW
7,5 A5,196 kW1,725 kW
10 A6,928 kW2,30 kW
15 A10,392 kW3,45 kW
20 A13,856 kW4,60 kW
25 A17,321 kW5,75 kW
30 A20,785 kW6,90 kW
35 A24,249 kW8,05 kW
40 A27,713 kW9,20 kW
45 A31,177 kW10,35 kW
50 A34,641 kW11,50 kW
63 A43,648 kW14,49 kW

La diferencia básica entre ambas se encuentra en que las modalidades monofásicas cuentan con un circuito para poder abastecer de energía a todo el inmueble, mientras que las modalidades trifásicas, presentan tres circuitos dentro del inmueble, por ello demandan mayores cantidades de energía.

¿Dónde consultar el tipo de instalación presente en mi vivienda?

Para consultar el tipo de instalación con la que se cuenta en una vivienda o local, se debe acudir al boletín eléctrico de la instalación, que es donde aparece reflejada esta información.

Lo cierto, es que lo más corriente, es que las viviendas en nuestro país cuenten para su funcionamiento con instalaciones monofásicas, no obstante, podremos encontrar instalaciones trifásicas en hogares donde las demandas de energía sean superiores.

¿Qué factores determinan la potencia necesaria?

Para un buen cálculo de las necesidades, se deben tener en cuenta:

  • El total de personas que, de manera regular, habitan el inmueble, puesto que todos ellos serán suministrados por la misma instalación.
  • El total de metros cuadrados que tiene la vivienda, a mayor dimensión, mayor potencia necesaria.
  • La cantidad y el tipo de aparatos eléctricos que se encuentren en la vivienda y su posible empleo simultáneo.
  • La presencia de calefacciones eléctricas o aparatos de aire acondicionado que demanden grandes cantidades de energía con su uso.

Si me equivoco en la selección de potencia, ¿Puedo cambiarla?

Existen casos en los que, a la hora de celebrar el contrato eléctrico, no se ha hecho un correcto cálculo de la potencia necesaria y se ha contratado una potencia poco adecuada para la instalación.

En estos casos, se puede contactar con la compañía para solicitar cambiar la potencia contratada, para ello será necesario entregar cierta documentación y que haya transcurrido, al menos, un año desde que se realizó el contrato eléctrico en vigor.

Documentación necesaria para el cambio de la potencia:

  • Documentación y contacto del titular del servicio eléctrico.
  • Potencia actual contratada y potencia demandada.
  • Código único de la instalación, o código CUPS.
  • Número de cuenta bancaria para el cargo de los costes del servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Hablamos?